Fisioterapia en París, una experiencia inolvidable

Rubén Bermudez Fraile, étudiant en 4ème année de physiothérapie à l’Université Catholique de Valence (Espagne) a bénéficié d’une mobilité Erasmus+ à l’École d’Assas. Dans sa langue natale, il nous fait part de son expérience clinique à Paris et des opportunités proposées par l’École d’Assas dans le cadre de son ouverture internationale.

Cuando decidí elegir l’École d’Assas para realizar mi Erasmus+ nunca imaginé que todo saldría tan bien.

Como estudiante Europeo de la Universidad Católica de Valencia (España), desde el primer día me he sentido acogido por l’Ecole, pudiendo participar en la semana internacional, con profesores de todo el mundo, o en el Center for Research and Interdisciplinarity (CRI) en cual pude trabajar con ingenieros y profesionales de la salud en un taller sobre el textil conectado .

Las prácticas que me han asignado fueron excelentes para poder aprender de los mejores profesionales. Empecé en un cabinet liberal en Montrouge con 3 compañeros magníficos, donde tratábamos a pacientes con patologías muy diferentes, como parkinson, artrosis, esclerosis múltiple, reeducación perineal, patologías músculo-esqueléticas, AVC, patologías neurológicas, patologías cardio-respiratorias, pacientes para reeducar la marcha trás una operación de prótesis de rodilla o de cadera etc. Dedicábamos media hora para cada paciente y en todo momento me evaluaban sobre la aplicación de técnicas, diagnóstico de pacientes, patologías. Aparte de preguntarme, me enseñaban a mejorar y a desarrollar mejor mis conocimientos teóricos.

Assas ErasmusLa siguiente práctica fue en el Grupo Hospitalario Diaconnesses Croix Saint-Simon en Porte de Montreuil. Allí realicé prácticas en todos los servicios del hospital: servicio de oncología donde trabajamos con pacientes en tratamiento oncológico para que no pierdan fuerza o autonomía, en el servicio de geriatría trabajamos para que las personas en edad avanzada mantengan su autonomía lo mejor posible. En el servicio de orthopédie reeducamos a los pacientes trás intervenciones de rodilla, cadera, hombro. En el servicio de reanimación y medicina interna trabajamos para que los pacientes que están en situaciones complicadas o recién operados, recuperen sus habilidades lo mejor posible. En el servicio de urología y ginecología trabajamos en la reeducación perineal para que los pacientes aprendan a gestionar la incontinencia. En todos los servicios aplicamos fisioterapia motriz, fisioterapia neurológica o fisioterapia cardio-respiratoria en función de las necesidades. Las relaciones con el resto del equipo médico fueron excepcionales con una comunicación muy fluida interprofesional (médicos, enfermeros, auxiliares) y con el resto de staff. En todo momento era como un profesional más, bajo la supervisión de mi tutor que me preguntaba cómo llevar a cabo el tratamiento y dando mi opinión sobre el diagnóstico fisioterapéutico.

La fisioterapia está muy integrada al sistema nacional de salud francés

Mi estadía en París se terminó en el centro de reeducación La Chataigneraie Convention, donde tratan pacientes con diferentes patologías. Son pacientes que ya no están tan graves como para permanecer en el hospital y que necesitan una reeducación, o movilización por enfermedades neurológicas. Están especializados en fisioterapia músculo-esquelética y en fisioterapia neurológica.

Todo organizado por l’École d’Assas para terminar mi estancia y mis estudios preparado profesionalmente para trabajar en un mundo global.

He percibido muchas diferencias con la forma de trabajar en España ya que la fisioterapia está muy integrada al sistema nacional de salud francés y por ello está en cada uno de los servicios de hospitales, así como en los centros de reeducación o en los cabinets. El desarrollo de la profesión es más amplio, con mejores oportunidades profesionales y científicas y con un mayor estatus y reconocimiento interprofesional.

Assas ErasmusMi experiencia en París a nivel social resultó muy enriquecedora ya que es una ciudad cosmopolita, vibrante, llena de cultura y con rincones fantásticos. He conocido gente de todos los países del mundo de los que aprendo sus culturas, sus puntos de vista y sus formas de vivir. Además de compartir conocimientos de salud y de fisioterapia de las diferentes formas de abordar las patologías.

Es una oportunidad que me arrepentiría si la hubiera dejado escapar, fue una experiencia inolvidable.